ACTUALIDAD.

Las novedades de la Educación Social
Eduso.net > Actualidad > Galicia > Entrevista a Noelia Rodríguez: Nuestra máxima es lograr una ley estatal de educadores/as sociales
21 septiembre, 2019 · Galicia ,

Entrevista a Noelia Rodríguez: Nuestra máxima es lograr una ley estatal de educadores/as sociales

Incluimos en esta página la entrevista a Noelia Rodriguez que el diario digital El Progreso publica el 20 de septiembre de 2019.
 

___________________________________________

Acceso a la entrevista en su idioma original en gallego

___________________________________________

 

Noelia Rodríguez: “Nuestra máxima es lograr una ley estatal de educadores/as sociales”.

La educadora social Noelia Rodríguez Álvarez es parte de la junta de gobierno del Consejo General de Colegios Profesionales de Educadoras y Educadores Sociales. Es responsable de comunicación, una labor que desarrolla con la ilusión de hacer visible su apasionante profesión.

¿Por qué educación social?

Tenía muy claro lo que quería hacer con mi vida, pero no sabía cómo se llamaba. Dos o tres días antes de inscribirme en la universidad, me encontré a Lucía Leal Sueiras, otra vecina de As Pontes, que estaba en su tercer año. Me explicó un poco en qué consistía y me di cuenta: ¡era eso! Tenía un nombre y existía.

¿Qué es lo mejor de la profesión?

Me encanta la posibilidad que da de dotar a las personas para que sean dueñas de su vida y transformen la sociedad. Las educadoras sociales lo único que hacemos es acompañar en un proceso, no somos salvavidas ni heroínas. Hacemos acompañamiento y ofrecemos las herramientas para la transformación, porque eso es lo que buscamos, que se transforme la sociedad para conseguir un mundo mejor.

¿Hay alguna diferencia con el trabajo social?

Son profesiones diferentes con técnicas diferentes que se complementan entre sí, pero en ningún caso las reemplazan. No puedo ejercer como trabajadora social y una trabajadora social no está cualificada para hacer una intervención socioeducativa.

¿Qué metodologías usan?

Depende del sector. Yo me centro en temas de formación para el empleo, atención sociosanitaria y también estoy vinculada con la promoción de la igualdad y prevención la violencia de género. También he trabajado en el ámbito penitenciario y con personas migradas. Nuestro trabajo es enseñarle a aprender cómo hacer las cosas.

¿Considera que esta profesión es cada vez más relevante?

Yo creo que sí. Desde los movimientos colegiales y desde el consejo general tratamos de hacer visible la profesión, que tiene conocimientos específicos. A veces comparo la situación de los educadores sociales con lo que les sucede a los trabajadores del sector de la atención sociosanitaria. La gente cree que si alguien cuida a un miembro de la familia en casa, ya puede trabajar en una residencia. Y no, necesitas tener un conocimiento específico. En Educación Social sufrimos mucho intrusismo, pero nos estamos volviendo más visibles gracias al trabajo colegial y las denuncias públicas.

¿Cuándo ingresaste en el Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Galicia?

Me he colegiado desde el inicio y trabajando de manera activa desde 2014, ya en 2015 me uní a la junta de gobierno.

¿Cómo fue el salto al consejo general?

Son los colegios profesionales quienes que proponen las candidaturas. No todos los colegios tienen la fuerza o los medios para trasladar a una persona al Consejo. El trabajo es voluntario y son muchas horas. En el caso de Galicia, estuvo en la creación del consejo general y su primer presidente fue gallego, Alberto Fernández de Sanmamed. Además, siempre estuvo representada en la junta de gobierno, y en el último cambio en mayo de 2018, me propusieron reemplazar a la persona que estaba en comunicación. Parecía una buena oportunidad porque estoy muy comprometida con la profesión y también me animó que por primera vez una mujer, Lourdes Menacho Vega, iba a presidir el consejo general.

¿Qué trabajo desarrollas?

Coordinación de la comunicación interna y externa. El comité de comunicación (un grupo de profesionales de educación social altamente comprometidos) trabaja con las diferentes herramientas que tiene el Consejo. La página eduso.net, el sitio web del consejo donde se cargan todas las noticias, convenios, congresos … Y también tenemos la revista Res. Por otro lado, llevamos la comunicación con todos los colegios profesionales. Actualmente hay 17, el último creado fue el de Cantabria. Nos vamos retroalimentando, nos pasamos la información que se genera en unos y otros colegios, especialmente ofertas laborales.

¿Qué pasa con las redes sociales?

Tenemos Twitter, Facebook y estamos considerando crear Instagram. Los voluntarios están a cargo de las redes sociales, pero nos faltan manos. Es la manera de hacer visible nuestra profesión.

¿Cada cuánto os reunís?

Celebramos una reunión anual con el comité de comunicación, este año fue en Barcelona, y reuniones virtuales regulares donde tratamos de establecer criterios comunes. La Junta de Gobierno del Consejo General se reúne prácticamente todos los meses y se reúne dos o tres veces al año de manera presencial. El próximo encuentro será para el Día Internacional de la Educación Social, en Zaragoza, donde presentaremos el VIII Congreso de Educación Social en 2020.

¿Cuál es la máxima reivindicación?

Reflexionamos y debatimos mucho y creemos que se necesita una ley que regule el derecho de la ciudadanía a acceder a la educación social. No es nuestro derecho como profesionales, sino el derecho que las personas tienen de recibir Educación Social. Tenemos que estar en más sectores, porque la gente lo necesita. Hay muchas áreas donde nuestra figura no se presenta y creemos que debería estar. Por ejemplo, educación social y escuela. Algunas comunidades la tienen y el éxito es tremendo. Queremos que se regule a nivel nacional y sea obligatorio que haya una educadora social en cada escuela. Nunca matando a nadie. Creemos en los equipos multidisciplinares y también que todos los profesionales son necesarios.
 

_______________________


Violencia de género

“Los datos de feminicidios en el mundo son bárbaros”

Actualmente trabaja como educadora social en la prevención de la violencia de género.

Sí, he estado colaborando con varias instituciones durante varios años, incluido el Ayuntamiento de Rodeiro. En la primera experiencia, el taller se centró en prevenir la violencia de género con personas mayores. Eran usuarias de talleres de envejecimiento activo. Hubo algunas situaciones muy curiosas. Después de eso, y con el contacto establecido con la educadora social del municipio, pasé a hacer más proyectos. El último fue en Semana Santa, para la prevención de la violencia de género desde el fomento de las relaciones en un marco afectivo – sexual con jóvenes, para que entiendan la sexualidad desde un punto de vista diferente. Este mes también haré otros con mamás y papás.

¿Qué problemas enfrentan los profesionales en este campo?

En muchos casos, encontramos que van a colegios e institutos profesionales no son del ámbito social, y que dan un punto de vista muy anticuado. Que hablan de mujeres de 60 años con un ojo morado y que lleva 30 años recibiendo golpes de su marido. Una visión que no le dice nada a una adolescente porque lo ve lejano. Necesitas darle un toque más cercano. Les hablo sobre la música, la forma en que se visten, el contacto, cómo debe ser la sexualidad: no consensuada, sino deseada.

También tiene talleres en la provincia de Lugo.

Sí, hace unos meses en Sober, con el pacto de estado, participé en proyecto precioso con infantil. Hablamos de violencia en los cuentos, sobre esa visión de la mujer que es muy mala o muy tonta. Es un trabajo muy bonito, se le da su importancia, pero sin la necesidad de ver sangre. Porque hoy en día parece que si no eres un ‘amarillista’, no vendes.

También es una de las integrantes del Colectivo Feminista de As POntes. ¿Es necesario seguir trabajando en todas partes?

Por supuesto Y más si revisas los datos de feminicidios en el mundo. En México, hay alrededor de 1.300 muertes en lo que va del año, una barbarie. Pero España tiene más de 60, nunca nos regimos por datos oficiales, porque hay más casos que violencia en la pareja. Hay alrededor de 43 violaciones en grupo. Estamos hablando de algo muy serio. Parece que cada vez tenemos que gritar más fuerte.
 

___________________________________________

Acceso a la entrevista en su idioma original en gallego

___________________________________________


Buscar


Por fecha