logotipo
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel pixel
detalle
viernes, 22 de septiembre de 2017
16
detalle
pixel La Educación Social y la Escuela
pixel
pixel
EL TEMA: EXPERIENCIAS E INVESTIGACIONES
detalle
pixel

La adquisición de competencias en Animación Sociocultural. Proyecto de dinamización de las entidades de barrio
18/nov/2012

Amat Callen Cuesta, Animador sociocultural del Centre Cívic Sant Pere i Sant Pau de Tarragona. Pilar Figueras Torruella e Isabel Gutiérrez Martínez, Profesoras del CFGS de Animación Sociocultural del INS. Vidal i Barraquer de Tarragona (1)

Resumen:

El presente artículo nos explica cómo a partir del trabajo mediante proyectos de aprendizaje servicio los alumnos y alumnas del Ciclo Formativo de Animación Sociocultural del Instituto Vidal y Barraquer de Tarragona adquieren las competencias profesionales que requiere el título. La experiencia que se relata es un proyecto participativo de dinamización comunitaria trabajando y colaborando con las diferentes entidades del barrio Sant Pere y Sant Pau de Tarragona con la finalidad de revitalizar, activar y dinamizar la comunicación entre ellas para dar empuje y fuerza a nuevas iniciativas que puedan surgir para reforzar el desarrollo de la comunidad. El motor que va a dar impulso a las sinergias esperadas es la organización de una Feria de entidades.

El desarrollo de este proyecto permitirá al alumnado poner en práctica capacidades como: analizar la comunidad, detectar necesidades, realizar un diagnóstico, elaborar una programación, implementar las actividades, gestionar los recursos, establecer canales de comunicación, resolver conflictos, dinamizar grupos, conducir reuniones, diseñar instrumentos para la evaluación y elaborar informes, entre otras.

Palabras clave: Animación sociocultural, desarrollo comunitario, proyectos de aprendizaje-servicio, adquisición de competencias en animación, aprendizaje significativo



1-Enfoque metodológico para la formación de animadores socioculturales

La formación de los animadores socioculturales dentro del sistema educativo reglado en España, la encontramos actualmente en el Ciclo Formativo de Grado Superior de Animación Sociocultural y Turística (CFGS ASCT). Es una enseñanza profesionalizadora correspondiente a la Formación Profesional y los estudiantes graduados obtienen la titulación de Técnico Superior en Animación Sociocultural y Turística (TASCT).

Con esta titulación el sistema educativo reglado se hace cargo de la formación de un colectivo de profesionales que la sociedad hace tiempo que reclamaba y su currículo se establece teniendo en cuenta las necesidades generales de cualificación de su ámbito profesional.

La ocupación de animador sociocultural está en permanente evolución ya que debe atender a los constantes y rápidos cambios de nuestra sociedad, por lo tanto su formación no tiene otra alternativa que ser una formación viva y dinámica, próxima a la realidad y totalmente actualizada y contextualizada en el entorno social y cultural en que está inmerso el futuro animador.

Una de las virtudes que tiene esta formación es que es muy práctica, con gran énfasis en los contenidos procedimentales y actitudinales cumpliendo los principios que hace más de dos décadas Ander-Egg nos proponía: “formarse en la práctica y para la práctica debe de ser el punto de referencia del aprendizaje teórico y que más que en libros, la formación debe basarse en situaciones concretas y en el aprovechamiento de los recursos disponibles” (Ander-Egg, 1989: 191). Siguiendo estos principios y desde nuestro punto de vista, la formación del animador debe de ser totalmente profesionalizadora y eso no puede ser de otra forma sino mediante la formación por competencias. Es necesaria la combinación de conceptos y sistemas conceptuales con habilidades, destrezas y aptitudes así como contenidos actitudinales para formar buenos profesionales. Para trabajar por competencias se requiere combinar la formación teórica con la práctica. Sólo en la práctica se adquieren y demuestran las competencias adquiridas.

El animador tiene que estar al pie de calle, por lo tanto su formación no puede escapar de estar totalmente en contacto con la realidad que le rodea. La formación en un centro educativo (sea un Instituto, sea la Universidad), no deja de ser un espacio artificial que debe hacer de mediador entre los aspirantes a animadores y el mundo cercano. Irremediablemente, las actividades del aula deben de estar ligadas a propuestas del entorno más inmediato, basadas en situaciones y proyectos concretos que al estudiante le servirán en un futuro.

Así pues, el aprendizaje debe ser significativo, por lo tanto debe ir de la mano de la experiencia. Los futuros animadores tienen que ver una aplicabilidad de lo que aprenden y deben encontrar el sentido dentro de un contexto. Sin el contacto con esta realidad donde se pueda ir incorporando y solidificando todos los contenidos conceptuales será muy difícil un bagaje teórico que dé un verdadero apoyo a las actuaciones profesionales. La pedagogía de la experiencia supone que el contacto directo con los hechos desencadena procesos de aprendizaje genuino y se opone a las prácticas de transmisión verbal de información. La experiencia enseña en la medida que desescolariza el aprendizaje y permite que el aprendizaje actúe y experimente en la misma realidad.

La metodología que proponemos se basa en el trabajo en proyectos y en equipo. Si el trabajo en proyectos ha puesto de manifiesto su eficacia didáctica en general, en el caso de la animación sociocultural es además una competencia profesional básica. El hecho de hacerlo en equipo, permite implementar y poner en práctica las competencias en habilidades sociales que conllevan el trabajo con las personas. Desde ser capaces de organizarse, gestionar los recursos, adquirir responsabilidades hacia el grupo, resolución de conflictos, la asertividad, la empatía, el control de las emociones, etc.

Intentamos que los proyectos se puedan incluir en prácticas de lo que se ha venido nombrando Aprendizaje-Servicio (APS). El APS podríamos definirlo como una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado en el que los participantes se forman trabajando sobre necesidades reales del entorno con el objetivo de mejorarlo. Su objetivo es comprometer a los individuos en actividades que combinen el servicio a la comunidad y el aprendizaje académico. El aprendizaje se da a través de un ciclo de acción y reflexión que permite desarrollar las diferentes dimensiones humanas, intelectuales, afectivas y prácticas mientras se practica la responsabilidad cívica y social.

La experiencia es, en efecto, una condición sine qua non de la adquisición de las competencias. Es imprescindible que la formación del animador sociocultural incluya este tipo de experiencias en un entorno de trabajo propio del sector de la animación. Es una manera de implementar los conceptos, procedimientos y actitudes adquiridas a lo largo del proceso formativo y transformarlo en competencias.

Supone también para el profesorado una buena oportunidad para observar y evaluar las competencias profesionales que se hacen difíciles de valorar en situaciones de clases magistrales y que en situaciones reales, el alumnado puede poner a la práctica para desarrollar las tareas propuestas.

Esta metodología de trabajo que se propone requiere de una cierta elasticidad en horarios, espacios y recursos y no se puede encorsetar a una rigidez organizativa. También reclama un importante trabajo en equipo del profesorado y que este profesorado sea algo más que docentes. El profesor no sólo debe conocer los fundamentos teóricos de la animación sociocultural, sino que sobre todo ha de conocer el territorio. Debe estar al día de lo que se hace y dónde se hace en relación a la animación sociocultural y debe conocer los recursos que dispone la comunidad donde está inmerso el centro educativo. También debe estar en contacto directo con las diferentes instituciones, asociaciones, empresas, equipamientos ya que es ineludible un trabajo en red y por tanto hay que saber detectar los cambios y las sinergias que se establecen entre ellas. La formación del animador sociocultural no puede quedarse estancada dado que la sociedad evoluciona a un ritmo cada vez más rápido. Sólo con estas premisas, el profesor podrá ser un verdadero formador de animadores socioculturales.

Corroboran estos planteamientos las palabras de Miró cuando dice:


"El papel de los centros de formación y los formadores de animadores socioculturales es, también, contribuir, facilitando el análisis y la reflexión sobre las prácticas concretas, el desarrollo de la propia profesión, superando la información para el ejercicio profesional por una verdadera y plena formación profesional... Es importante y urgente que la formación reglada encuentre la manera de incorporar la práctica profesional directa a los diseños formativos, si no, corremos el riesgo de que el distanciamiento entre los programas de formación inicial y las prácticas cotidianas de los profesionales aumente hasta que no se reconozcan mutuamente " (Miró, 2007: 35)



2- El proyecto de dinamización de las entidades de barrio

Uno de los proyectos que hemos desarrollado durante el curso 2011-2012 en el Ciclo Formativo de Animación Sociocultural en el Instituto Vidal i Barraquer de Tarragona ha sido la dinamización de las entidades del barrio Sant Pere i Sant Pau de nuestra ciudad mediante una Feria de entidades.

El equipo docente del Ciclo Formativo había invitado a entidades y profesionales, antes del inicio del curso, a hacer llegar propuestas de colaboración. Entre las propuestas planteadas, el animador sociocultural del Centro Cívico de Sant Pere i Sant Pau de Tarragona planteó la posibilidad de colaboración en el desarrollo de un proyecto de dinamización de la participación de las entidades del barrio. De esta manera, se estableció una planificación inicial a partir de la cual se redactó un protocolo de colaboración entre el Ayuntamiento de Tarragona y el Instituto F. Vidal i Barraquer que se firmó el 13 de diciembre de 2011 en el Ayuntamiento de Tarragona.

Momento de la firma del protocolo de colaboración por parte de Xavier Villamayor, regidor del Ayuntamiento de Tarragona y Narcís Castanedo, director de l’INS F. Vidal i Barraquer

Momento de la firma del protocolo de colaboración por parte de Xavier Villamayor, regidor del Ayuntamiento de Tarragona y Narcís Castanedo, director de l’INS F. Vidal i Barraquer


2.1 Destinatarios

La misión que daba sentido al Proyecto, la organización de una Feria de entidades del barrio, se concretaba en los siguientes objetivos:

  • Generar un trabajo en red entre las diferentes entidades del barrio de Sant Pere i Sant Pau.

  • Dinamizar las entidades del barrio de Sant Pere i Sant Pau para facilitar un espacio de comunicación entre estas.

  • Realizar una radiografía participativa de las entidades y servicios que se ofrecen en el barrio de Sant Pere i Sant Pau para su difusión a la ciudadanía.

  • Dar a conocer el tejido asociativo de Sant Pere i Sant Pau a la comunidad.

  • Despertar el sentimiento de barrio y ciudadanía animando a la población a la participación en las actividades que se llevan a cabo.


2.3 Estrategias metodológicas

El desarrollo de la intervención se planteó en cuatro fases claramente diferenciadas que se exponen a continuación:

a) Fase de análisis y toma de decisiones

El grupo clase, formado por 19 alumnos y alumnas del segundo curso del Ciclo, se organizó en equipos de trabajo que, a partir de entrevistas a las diferentes entidades del barrio, llevaba a cabo la detección de necesidades de las mismas y su contexto de actuación. Los equipos de trabajo correspondían a los ámbitos de las entidades: culturales, recreativas y deportivas, sociales y de apoyo a colectivos específicos.Cada equipo eligió un coordinador que actuaba como facilitador del grupo y portavoz en las decisiones globales.

La formación de los equipos de trabajo se llevó a cabo a partir de un cuestionario de preferencias. Cada profesora asesoraba a dos de los equipos y contaban todos ellos, además, con la coordinación y asesoramiento del animador sociocultural del Centro Cívico del barrio. La función principal de los alumnos y las alumnas era la actuación como dinamizadores del proyecto con las asociaciones.


b) Fase de programación

Paralelamente a la recogida de información relativa a las diferentes entidades y asociaciones, se llevaba a cabo la planificación de las acciones concretas. El grupo consideró necesario desarrollar estas tareas en una misma secuencia temporal dado que la información de las diferentes entidades planteaba elementos que era necesario planear con los agentes de manera conjunta y coordinada.

El grupo se distribuyó en cuatro equipos que no coincidían en sus componentes con los que llevaban a cabo el diagnóstico de necesidades pero que estaba formado, como mínimo, por un integrante de cada uno de ellos, de esta manera se disponía de una visión global del tejido asociativo en la fase de planificación.

Las acciones concretas se programaron e implementaron en los siguientes grupos:

  • Equipo de elaboración de la Guía de Entidades. El equipo de documentación elaboró una guía de entidades del barrio para su difusión a la comunidad. Se encargó de la elaboración de los cuestionarios a las entidades y de la recogida y análisis de la información de las diferentes  entrevistas llevadas a cabo.

  • Equipo de dinamización de la Feria de entidades. Se realizó un lipdub o vídeo musical en que los participantes sincronizan gestos y movimientos a partir de una canción que fue escogida mediante un proceso participativo donde se votaba la canción preferida de cinco opciones presentadas por el grupo a través de Facebook. Las canciones elegidas previamente habían sido votadas por las entidades del barrio. La canción más votada en la selección final fue “Jo de petit” del grupo Malakaton. El lipdub pretendía promover la participación no sólo de las diferentes entidades sino de toda la comunidad. También se llevó a cabo un pasacalle o cercavila que recorrió el barrio con la colaboración de diferentes elementos festivos (charangas, gigantes, cabezudos…). Se organizó también una comida comunitaria con vecinos y entidades. Cada entidad, además, preparó diferentes acciones y actuaciones que el equipo se encargó de coordinar. Para finalizar la fiesta se llevó a cabo un baile de rumbas con la actuación en directo del grupo Malakatón.


Tabla 1. Programa de actividades de la Feria de entidades

ACTIVIDADES DE LA I FERIA DE ENTIDADES DE SANT PERE i SANT PAU

Programa

(*) La organización se reserva el derecho de hacer cambios o suspender las actividades que realizan las entidades por razones que le sean ajenas o de seguridad.

  • Equipo de difusión y proyección del proyecto. El equipo de difusión y proyección centró su actuación en la promoción de la Feria de entidades a partir de los diferentes medios de comunicación acordados con los agentes. En este sentido, se creó una página web informativa de la Feria a partir del dominio www.firaspsp.com, se adquirió el correo electrónico info@firaspsp.com para su difusión en los medios, se elaboró un cartel que se difundió por el barrio, se crearon grupos específicos en las redes sociales Facebook y Twitter y se realizaron cinco programas de radio en la emisora Radio Sant Pere i Sant Pau 101.0 FM. En el primero, el 14 de noviembre, se presentó la Feria de entidades y el perfil profesional del animador sociocultural; el segundo programa, el 21 de noviembre, se dedicó a las entidades sobre colectivos específicos; en el tercero, el 15 de diciembre, participaron entidades deportivas; en el cuarto, el 18 de enero, las culturales y el quinto, el 25 de enero, se centró en la difusión y promoción de la Feria de entidades.
     

Primer programa de radio sobre difusión de la Feria de entidades el 14 de noviembre de 2012


Primer programa de radio sobre difusión de la Feria de entidades el 14 de noviembre de 2012

  • Equipo de producción técnica de la Feria. El equipo de producción se encargó de la distribución de los diferentes elementos de la Feria en el espacio del Centro cívico. La señalización de los espacios, la elaboración del plano de los stands y de la ubicación de las actividades de la Feria, la decoración de los espacios y la distribución de los diferentes participantes en el recorrido del lipdub. También pusieron atención en la eliminación de barreras arquitectónicas.


Imagen 1- Plano de distribución de las actividades de la Feria de entidades

Plano de distribución de las actividades de la Feria de entidades


Cada equipo eligió un coordinador o coordinadora y se creó, además, un órgano de armonización y coordinación de las acciones integrado por los coordinadores de cada equipo de trabajo, las profesoras y el animador sociocultural del Centro Cívico.

Los diferentes equipos, las profesoras y el órgano coordinador utilizaban como canal de comunicación para plasmar, acordar y gestionar toda la información recogida a lo largo del proceso la plataforma Moodle, comunidad virtual del propio centro educativo. En el espacio de la comunidad virtual moodle se elaboraba el diario de campo a partir de las experiencias personales y grupales del proceso y se acompañaba del material, documentación e imágenes necesarios.

Asistentes a la segunda reunión entre los representantes de las entidades, alumnos, profesoras y Centro cívico el 18 de enero de 2012


Asistentes a la segunda reunión entre los representantes de las entidades, alumnos, profesoras y Centro cívico el 18 de enero de 2012


Se llevaron a cabo dos reuniones, a lo largo del proceso, entre los representantes de las asociaciones y entidades del barrio, los coordinadores de los diferentes equipos, el animador sociocultural del centro cívico y las profesoras. En la primera de las reuniones las asociaciones plantearon propuestas concretas para llevar a cabo en la Feria de entidades y se expuso la posibilidad de realizar un libdup de entidades. La segunda reunión se centró en el programa de la Feria acordado, se concretó el recorrido del lipdub y el procedimiento para ser registrado.


c) Fase de implementación

El sábado 28 de enero de 2012 se llevó a cabo la experiencia de acuerdo con la planificación llevada a cabo. Las actividades de la Feria se desarrollaron desde las 11 de la mañana hasta las 19 de la tarde, pero el proceso de puesta en marcha se inició a las 8 de la mañana y finalizó a las 20. La asistencia y participación superaron todas las previsiones y expectativas de los agentes organizadores. El tiempo no acompañó (llovió a lo largo de la mañana), aún así entidades y público en general llenaron las dependencias del Centro Cívico donde tuvo lugar el evento.

La grabación del lipdub constituyó uno de los momentos más intensos de la jornada. En el enlace http://www.youtube.com/watch?v=XgPKb0wgyds de youtube se evidencia la emoción y participación viva generada.

Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012  Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012

Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012  Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012

 Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012  Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012

Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012  Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012


Imágenes de la I Feria de Entidades celebrada en el barrio de Sant Pere y Sant Pau el 28 de enero de 2012
 


d) Fase de evaluación.

La evaluación del Proyecto se llevó a cabo tanto desde el propio centro como desde las entidades y asociaciones del barrio y del propio Centro Cívico.

Desde el centro, el proceso de evaluación incluía la autoevaluación del alumnado, la coevaluación del grupo y la heteroevaluación a partir de las observaciones de las profesoras que lo tutorizaban. Estas diferentes fases partían de la consideración de las competencias clave que se consideran fundamentales para la profesión del animador o animadora sociocultural.

Las entidades y el Centro cívico participaron en un proceso conjunto de evaluación con las profesoras y los alumnos y alumnas. El momento de la evaluación final se desarrolló en una reunión conjunta con todos los agentes en que se valoraron, a partir de encuestas, la visión de los diferentes agentes implicados y se expusieron a continuación en el sí de la reunión los aspectos positivos, negativos y  las perspectivas de futuro que había generado la experiencia.


3- Evaluación de la experiencia desde el centro cívico del barrio

Para entender mejor la evaluación y el impacto real de esta experiencia en el barrio, es necesario conocer los antecedentes y el punto de partida de la Feria.


3.1 Contextualización histórica del barrio

El barrio de Sant Pere i Sant Pau nace con los movimientos migratorios de los años 50 y 60 donde diferentes familias se reúnen en cooperativa para crear el barrio.

Cabe resaltar que esta situación ya lo convierte en un barrio excepcional y aunque las nuevas generaciones no han visto aquellos inicios, los más longevos del barrio sí lo recuerdan con anhelo. Es importante remarcar este punto porque más adelante observaremos como gracias a esta experiencia se recuperó tímidamente algo de la esencia del barrio.

Entendiendo que el barrio nace como cooperativa, la junta rectora de ésta también crea sus propios servicios para la comunidad (guardias jurados, jardineros, limpiadores) y hacen de la comunidad un ejemplo a seguir -de hecho el año 1973 reciben el título de cooperativa ejemplar- por lo que residía en la ciudadanía un fuerte sentimiento comunitario. Sólo en cultura se destinaba más presupuesto que en el resto de la ciudad, ya que la mayoría de los ingresos que recibía el barrio volvían a recaer en él.

Más adelante el creciente desinterés de los nuevos habitantes y las discrepancias entre los directivos de la junta gestora, deshacen poco a poco la cooperativa y el ayuntamiento absorbe todos los servicios. Eso no impide que a partir de los años 80, los vecinos se organizaran en entidades fuertes que defendían el interés de su barrio consiguiendo ampliar servicios (Instituto, Centro médico, Centro Cívico) y manteniendo así una fuerte autoestima y sentimiento de pertenencia de barrio.

A finales de los 90, este sentimiento desaparece poco a poco, pero es curioso observar como a medida que la gente va perdiendo el interés colectivo se crean en el barrio diferentes entidades vecinales y culturales que diversifican la oferta y las inquietudes de los vecinos. Esto provoca diferencias entre los diversos colectivos a medida que el tiempo avanza, por lo que el resultado es que un total de 16 entidades entre culturales, vecinales, asistenciales y deportivas conforman una de las redes más extendidas de los barrios de Tarragona. Sin embargo, nos encontramos con el inconveniente de que los nódulos que las unen están rotos. Cada entidad hace la “guerra” por su parte y solo por causas muy puntuales -como lo fue en su día la creación del Centro de Asistencia Primaria (CAP)- se unen en un fin común.

Una vez todos los servicios han sido cubiertos, cada entidad sólo mira hacia su interior dejando al descubierto las carencias comunicativas y en definitiva la debilidad comunitaria, que provoca que los ciudadanos no sientan realmente útiles las entidades en su conjunto si no pertenecen a alguna de ellas.


3.2 Impacto de la experiencia. Impresiones desde el equipamiento de proximidad

La Feria pretendía crear un primer nódulo donde las entidades  establecieran un punto de encuentro y un primer contacto para provocar una emulsión a medio plazo que haga reaccionar a las entidades sobre la necesidad de establecer en el barrio una red fuerte y sostenible.

Pues bien, el trabajo de los alumnos de Animación Sociocultural, ha dado sus frutos aunque sólo sea un punto de inicio. No sabemos a ciencia cierta si se volverá repetir una Feria de éste estilo. Pero sí hemos observado diferentes acercamientos entre las entidades del barrio y sobre todo el establecimiento del Centro Cívico como punto de partida para iniciar proyectos, consultas, etc.

Además, hablando con las diferentes entidades del barrio, hemos podido observar que han hecho un primer acercamiento entre ellas y ha aumentado su conocimiento sobre los servicios que ofrece el barrio como son la Sala de Lectura Municipal y el Centro Cívico entre otros.

Hemos detectado tímidas intenciones de empezar proyectos conjuntos entre las diferentes entidades en beneficio de toda la comunidad y con la colaboración del Centro Cívico. Un ejemplo concreto es la creación de una batería conjunta de actividades de verano con la participación de las AMIPAS de las escuelas, el club de fútbol, el club de voleibol, la radio Sant Pere i Sant Pau, entre otras. Hay también interés en crear una guía de actividades que ofrece el barrio y sus entidades a través de las nuevas tecnologías (Internet, redes sociales, páginas web etc.)

Una vez observadas estas primeras impresiones, se realizó una evaluación conjunta entre entidades y organizadores donde se valoraban aspectos de la intervención como: la comunicación entre participantes y organizadores, la utilidad de las redes sociales, la realización del lipdub, la coordinación y ubicación de la Feria, las relaciones posteriores y las impresiones de cada parte. Pues bien, la valoración en general de la Feria de Entidades valorada de 0 a 5 (puntuación que utilizaban para marcar los diferentes aspectos) da un total de 4,75, hecho que evidencia el buen trabajo de los alumnos y la predisposición de las entidades a realizar tareas comunes, sociales y culturales en beneficio de la comunidad.

Encontramos puntos de inflexión a mejorar como son la comunicación entre entidades y la creación de un punto de encuentro donde todas ellas puedan empezar a tejer una red fuerte, transversal y cohesionada. Todo esto para el Centro Cívico es un reporte magnífico, ya que se establece a raíz de esta experiencia como punto de partida y motor de arranque para la conexión entre entidades, vecinos y administración local.

Las entidades han podido comprobar que no están solas en el camino y que juntas, como demostró esta experiencia, pueden mejorar la vida educativa, social, cultural, urbana, sanitaria y de tiempo libre de sus vecinos y ciudadanos.


3.3 Reflexión final

Tras las evidencias expuestas, llegamos a la conclusión que: la 1ª Feria de Entidades de Sant Pere i Sant Pau, gracias al trabajo encabezado por los alumnos de Animación Sociocultural del Instituto Vidal i Barraquer, ha generado un punto de partida interesante en la vida asociativa del barrio. Es evidente que aún nos queda mucho por trabajar como Centro Cívico, así como establecer ese punto de encuentro que anhelan las entidades donde poder crear, discernir, colaborar y trabajar para su comunidad.

Lo más importante de todo será intentar mantener esta pequeña llama encendida para que algún día este barrio y sus entidades vuelvan a creer en sí mismos y en su conjunto. Como equipamiento de proximidad creemos que éste es el camino para un buen desarrollo comunitario del barrio y sus vecinos.



_____________________


Notas

1.-CALLEN CUESTA, Amat. Animador sociocultural del Centre Cívic Sant Pere i Sant Pau de Tarragona. Tel:676171750  acallen@tarragona.cat. FIGUERAS TORRUELLA, Pilar. Profesora del CFGS de Animación Sociocultural del INS. Vidal i Barraquer de Tarragona. Tel: 649782655. pfiguer3@xtec.cat . GUTIÉRREZ MARTÍNEZ, Isabel. Profesora del CFGS de Animación Sociocultural del INS. Vidal i Barraquer de Tarragona. Tel: 636627690. igutier1@xtec.cat

______________________


Bibliografía

Ander-Egg, E. (1989). La animación y los animadores: pautas de acción y de formación. Madrid: Narcea.

Echeverria, B. (2002). “Gestión de la Competencia de Acción Profesional” Revista de Investigación Educativa, núm.20, págs. 7-43.

Figueras, P. (2011). Los Técnicos Superiores en Animación Sociocultural y su inserción en el mercado de trabajo. Madrid: CCS

Martínez M. (Coord.) (2008). Aprendizaje servicio y responsabilidad social de las universidades. Barcelona: ICE UB y Octaedro.

Miró, E. (2007). “Entre la coherència i l’ambigüitat, la (in)formació”. Revista Educació Social, núm. 9, págs. 27-37.

Puig, J.M. (Coord.) (2009). Aprendizaje servicio (ApS). Educación y compromiso cívico. Barcelona: Graó.

Zabala, A. (1999). Enfoque globalizador y pensamiento complejo: una respuesta para la comprensión e intervención en la realidad. Barcelona: Graó.

Zabala, A. (2009). “L’ensenyament basat en competències, una nova oportunitat”. Revista Guix, núm. 351, págs. 63-66.

Subir

detalle