logotipo
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel pixel
detalle
viernes, 18 de agosto de 2017
Número 5
detalle
pixel Educación Social y Personas con Discapacidades
pixel
pixel
TRABAJO / LABORAL
detalle
pixel

“Tú eres tú y yo soy yo, y somos diferentes”
22/may/2006

Carme Blanc, fisioterapeuta. Marisa Feliu, educadora especial. Servicio de Terapia Ocupacional de la Asociación de Padres de Minusválidos del Baix Camp.

En el momento de plantear el artículo creímos que sería más rico si lo hacíamos a partir de un trabajo en equipo. Desde el equipo de dirección se valoró que el centro ocupacional era el establecimiento más adecuado para centrar la atención del escrito. Se expuso la oportunidad al equipo de educadoras y educadores del servicio y se escogió a dos profesionales que serían las que redactarían el escrito. Al decidir la concreción del tema valoramos dos posibilidades: o bien podríamos hacer la descripción de una actividad extraordinaria y puntual, como la actividad de la equinoterapia que se lleva a cabo con las personas con discapacidad intelectual con más necesidades de apoyo en el área de la comunicación, o bien podíamos intentar reflejar cuál es la actividad cotidiana de un educador en el centro ocupacional de nuestra entidad. Una vez valoradas las ventajas e inconvenientes, creímos que sería más útil, tanto para nosotros como para los lectores, la descripción, desde el punto de vista del educador, de la actividad cotidiana de este servicio.

Vistos los resultados, bajo nuestro punto de vista, creemos que hemos acertado y que el escrito que sigue puede dar una idea de lo que es el trabajo cotidiano de un educador o educadora social que desarrolle su actividad profesional en un centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual. Esperamos que el lector, al acabar la lectura, sea de la misma opinión.



La Asociación de Padres de Minusválidos del Baix Camp es una entidad de Reus, creada en 1979 a partir del esfuerzo de un grupo de familiares de personas con discapacidad intelectual. Es una entidad sin ánimo de lucro y ha sido declarada entidad de utilidad pública.

La misión de la entidad es la mejora de la calidad de vida de las personas adultas con discapacidad intelectual y sus familias. Para cumplir esta misión, la Asociación ofrece servicios diurnos, de vivienda y de ocio a un total de 288 personas con discapacidad intelectual.

En los servicios diurnos la entidad tiene dos áreas diferenciadas:

  • TrabajoEn el centro especial de trabajo hay contratadas un total de 188 personas con discapacidad intelectual que realizan tareas en distintas líneas de negocio. Estas personas reciben la atención del servicio de apoyo a la integración laboral, formado por psicólogos, trabajadores sociales y educadores, según la normativa vigente. Desde el centro especial de trabajo se inician proyectos para dar el apoyo necesario para la integración laboral de personas con discapacidad intelectual en la empresa ordinaria.

  • En el centro ocupacional se presta el servicio de terapia ocupacional y el servicio ocupacional de inserción. En este centro, el equipo de psicólogos, trabajadores sociales y educadores establece para cada usuario un plan individual de rehabilitación que guía la terapia ocupacional y el programa de ajuste personal y social que recibe el usuario.

En el área de vivienda actualmente se presta el servicio de hogar-residencia a 41 personas con discapacidad intelectual; para hacerlo, la entidad dispone de tres establecimientos, dos pisos y una vivienda unifamiliar, situados en Reus. La asociación también es prestadora del servicio de apoyo a la autonomía en el propio hogar.

Finalmente, pero no menos importante, la asociación mantiene un esfuerzo para atender, de manera integral, las necesidades de las personas con discapacidad intelectual. Por este motivo, en el área de atención a las necesidades de ocio, la entidad tiene un servicio de ocio y un servicio de deporte adaptado a las necesidades de sus usuarios.


El Servicio de Terapia Ocupacional

TrabajoEl Servicio de Terapia Ocupacional está destinado a personas con discapacidad intelectual que están en edad laboral y que han acabado el correspondiente período de formación escolar cuyo grado de disminución es igual o superior al 65%. Por otro lado, la capacidad productiva general de la persona con discapacidad intelectual no puede ser superior al 37,5% de la considerada normal en el sistema ordinario de trabajo.

Tanto la valoración del grado de disminución como la de la capacidad productiva general serán realizadas por el Equipo de Valoración y Orientación (EVO) del ICASS.

Actualmente, atendemos a 84 personas con diferentes grados de discapacidad, distribuidas en grupos de ocho chicos y chicas por cada educador. Esta distribución se hace siguiendo diferentes criterios como pueden ser las habilidades y capacidades de cada uno, pero sobre todo se tienen en cuenta sus necesidades de atención.

La jornada laboral queda determinada de la siguiente manera: destinamos el 50% al trabajo de la adquisición de habilidades laborales básicas y el resto de la jornada al trabajo de actividades de ajuste personal y social. En estas actividades pretendemos que consigan su máximo nivel de autonomía en todas las facetas propias de la vida.

Al enfocar el artículo desde un punto de vista quizás más práctico, y seguramente más personal, pretendemos reflejar de una manera diferente lo que creemos que podría ser un complemento de la definición teórica, de lo que serían las personas que tienen alguna discapacidad intelectual. A veces es difícil ver cómo trasladar la teoría a la práctica. También intentaremos incidir en algunas de las cosas que creemos que debe tener claras una persona que se plantea trabajar en este campo, aunque somos conscientes de que es un tema difícil de trasladar al papel. También querríamos aclarar, aunque sea muy por encima, algunas de las dudas que puede plantear el hecho de trabajar con un colectivo como éste. El único propósito que intentamos conseguir es que, una vez leído, se pueda tener una visión un poco complementaria de la parte más teórica.

Cuando hablamos de un colectivo como el de las personas con discapacidad intelectual, en general pensamos en un grupo con un alto grado de marginación social, lo que es completamente cierto, aunque a veces no gusta que se diga en voz alta.

ManosOtro aspecto en el que pensamos es que son un colectivo. El trabajo diario con ellos te demuestra que lo que es importante es pensar en ellos como personas individuales y dejar un poco de lado el pensamiento más de grupo, aunque sus necesidades sean, en general, las mismas. Es muy importante, en esta línea de trabajo individual, conocer su entorno familiar, social, en el que vas viendo que hay coincidencias en la gran mayoría. También es necesario conocer sus gustos, aficiones, etc. Este conocimiento seguramente nos facilitará mucho el planteamiento para desarrollar nuestro trabajo de una manera correcta y, al mismo tiempo, efectiva en los resultados.

Continuando con este primer contacto, se plantea una cosa que no se suele describir en ningún sitio, y es que, como educador, no sabes qué tipo de contacto debes mantener con ellos: ¿has de ser más bien formal? ¿Debes tener una proximidad afectiva desmesurada? Porque en general siempre se ha tenido la idea de que son muy afectuosos… La experiencia puede demostrar que ni una cosa, ni la otra; dependerá de cada chico o chica y de sus necesidades. Lo que sí es cierto es que cuando llevas un tiempo trabajando con ellos, dejas de lado tus principios con relación a la proximidad afectiva y física, ya que les sueles permitir cosas que en un primer momento seguramente ni sospechabas. Esta proximidad y/o tolerancia la marcará el nivel de la persona con la que estemos trabajando: cuanta menos capacidad, más contacto físico y más tolerancia en este sentido, y a la inversa, cuanta más capacidad, se debe tender a una relación más normalizada.

Ahora bien, es cierto que muchas veces, a través de este contacto físico, trabajas uno de los aspectos más relevantes que ha de desarrollar un educador: la comunicación, en este caso, la no verbal. Esta comunicación se ha de potenciar al máximo para que ellos puedan expresar quejas, sentimientos, etc.; en definitiva lo que debe ser primordial en el trabajo, que se sientan escuchados y comprendidos y que participen al máximo en las decisiones de su vida. En este caso también se tienen que buscar técnicas alternativas para que los que tengan dificultad de palabra también se puedan expresar, sobre todo en cuanto a la elección de las tareas o actividades a hacer, ya que al manifestar sentimientos, muchas veces estas expresiones son poco adecuadas. Un sistema que a nosotros nos funciona es utilizar fotografías, lo más ajustadas a la realidad, en las que ellos son los protagonistas. También utilizamos otros sistemas alternativos, básicamente a través de símbolos. Ahora bien, si no has hecho un poco del trabajo previo que hemos comentado, este segundo paso difícilmente será efectivo.

ComunicaciónEsta comunicación –en la que continuamos insistiendo, aunque seamos reiterativos en el tema- les ha de permitir potenciar al máximo su grado de decisión y autonomía con relación a su vida, para aumentar al máximo su autoestima.

En este sentido, el educador se pasa el día motivando al chico para que exprese, participe, trabaje. De todas maneras, hay veces en que no se consigue y, por tanto, es importante ser una persona paciente y muy flexible y siempre intentar conseguir una visión positiva de este planteamiento; sino, es fácil caer en el desánimo y la frustración que te puede generar este trabajo.

Otro aspecto que se trabaja es que vean las cosas buenas que tienen, sin descuidar que han de saber aceptar sus errores, admitir las críticas y que no hay nadie perfecto: ni ellos, ni nosotros.

El educador ha de intentar no caer en la obsesión de trabajar para cambiar la manera de ser de los chicos, sino que se ha de adaptar a ellos y potenciar al máximo sus aptitudes y tomarse, a menudo, con buen humor sus limitaciones. Trabajar al máximo sus puntos débiles, sus defectos y, poco a poco, cambiar una actitud poco correcta por otra más adecuada, sin que esto suponga una barrera o una ruptura en la relación que hayamos establecido. Siempre debemos tener muy claro que es básico su bienestar emocional, se han de sentir satisfechos de lo que hacen, seguros y reconocidos por las personas que les rodean, y aquí nos daremos cuenta de que somos pocos los que les rodeamos. Así pues, cuanto mejor hagamos este trabajo, mejor será después la aceptación social que recibirán.

Respecto a sus limitaciones, se tiene que aceptar que algunas veces se mantienen, otras veces mejoran y, muchas otras, se acentúan. Es entonces cuando el trabajo parece no tener sentido, ya que puedes caer en una monotonía y esta sí que se plantea como una dificultad importante al trabajar con personas con discapacidad intelectual. Esta frustración muchas veces es compartida por los chicos, que ven que a pesar de su esfuerzo no acaban de conseguirlo, y de ahí viene la importancia de lo que comentábamos antes. Sobre todo, porque somos un espejo en el que se intentan mirar.

La mayoría de veces el trabajo es más fácil y tienes claro que, básicamente, quieren ser escuchados y quieren que se comprenda por qué actúan de una determinada manera, aunque muchas veces esta manera de actuar no es la más adecuada con referencia a unas normas que ya están establecidas y que, en principio, deberían ser iguales para todos.

PersonaEs aquí cuando constatas que el trabajo de un educador va mucho más allá de los aspectos técnicos y puramente profesionales, y te das cuenta de que también te implicas con sentimientos, emociones, porque no debemos olvidar nunca que trabajamos con personas con los mismos sentimientos que nosotros, y que su única diferencia es que tienen algunas limitaciones para afrontar ciertas cosas de la vida.

Pero cuando hace tiempo que trabajas con ellos, estas diferencias no las ves tanto y, a veces, incluso las olvidas.

Seguramente esto es sólo una pequeña pincelada de lo que es este trabajo, ya que no hemos profundizado de una manera más concreta en lo que se hace cuando se trabajan algunos de los aspectos que hemos considerado importantes.

El resumen podría quedar reflejado con las siguientes palabras: “tú eres tú, yo soy yo, yo no estoy aquí para llenar tus expectativas y tú tampoco para llenar las mías; cuando nos encontramos es bonito y si no nos encontramos, no tiene que ser un problema”.

Subir

detalle