logotipo
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel pixel
detalle
martes, 23 de mayo de 2017
11
detalle
pixel Educación Social y Tecnologías de la Información y la Comunicación
pixel
pixel
REFLEXIONES
detalle
pixel

El uso comunicativo de las TIC en educación social
29/ene/2010

Susana Agudo Prado. Maestra y pedagoga. Campa, Formación e Intervención Socioeducativa S.L.

La educación social (y especialmente el educador social) puede mejorar su actuación de intervención si hace uso de las posibilidades comunicativas que las TIC proporcionan en la sociedad actual. Conocer y utilizar los diferentes canales de comunicación inmediata, sincrónica y asíncrona (correo electrónico, videoconferenicas, blogs, etc.), para difundir información o contactar con otras personas facilita el trabajo y se hace imprescindible en la sociedad actual.

La tecnología ha acompañado al ser humano a lo largo de la historia, desde la prehistoria (puñal, hacha, espada, carro, molino…) hasta nuestros días (telégrafo, teléfono, radio, televisión, ordenador…), aunque el protagonismo que desempeña en la sociedad actual no lo ha tenido en otros períodos. En la actualidad la tecnología envuelve y dinamiza de una manera determinante a la sociedad.

Una imagen muy gráfica del impacto de la tecnología es la que sugiere Gago (1996, citado en Marí Saez, 2002:7-8), considerando toda la historia del ser humano sobre la tierra condensada en el periodo de un mes de treinta días:

De este mes de treinta días 29 días y 22 horas y media corresponden a la era pretecnológica del ser humano, en la que los colectivos humanos son trashumantes y no producen asentamientos ni siquiera para cultivar la tierra. La hora y media que resta para completar el mes corresponde a la etapa de la civilización agrícola que ocupa todo el tiempo menos un minuto y medio. Momento en el que comienza la civilización industrial con el desarrollo del maquinismo, el capitalismo y el nacimiento, maduración y decadencia del movimiento obrero. La sociedad de la información ocuparía tan sólo catorce segundos de este mes. Estos catorce segundos han producido una transformación estructural sin precedentes en la historia de la humanidad.

Hasta la fecha ninguna tecnología había ocupado un lugar tan privilegiado ni influido tanto en la economía y en la política como en la cultura y la educación, ni había tenido una dimensión global y mundial tan evidente. La novedad reside en el surgimiento de una nueva forma de organización social en la que la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el poder, debido a las nuevas condiciones tecnológicas que surgen en este período histórico (Castells, 1997:47). Esto es lo que hace que el nuevo sistema tecnológico merezca el calificativo de “revolución”.

Sanz Fernández (2006:13) señala que, en concreto, hay siete tecnologías de la comunicación y la sensación: el teléfono, la televisión, las tarjetas de crédito, las redes telemáticas como Internet, las tecnologías multimedia de los CD-ROM y DVD donde se archiva en formato digital información escrita (libros, enciclopedias…), sonidos e imágenes (videojuegos, películas…) y las tecnologías estereoscópicas (cascos o gafas) utilizadas actualmente en el cine Imax, y que se superponen al cuerpo humano para permitirle generar percepciones y sensaciones reales. Son tan cotidianos estos dispositivos en nuestro entorno, que es evidente su influencia en el modo de comprender la realidad, al igual que interactuar con los demás y así aparecen nuevas formas de comunicación. Y la educación social puede servirse de las posibilidades comunicativas de las TIC para mejorar la actuación e intervención social.

El ser humano, a lo largo de la historia, se ha comunicado utilizando diferentes medios o recursos, que se han ido adaptando y evolucionando con el tiempo. Desde el uso del lenguaje oral hasta la aparición de los medios electrónicos y la digitalización.

En el desarrollo de la comunicación humana (Adell, 1997:3-6) establece cuatro fases:

1. El desarrollo del lenguaje oral
Basado en el proceso de hablar y directamente relacionada con el tiempo, puesto que la palabra sólo se produce en un momento concreto. El discurso era memorizado y transmitido de forma verbal.

2. La difusión de la escritura
Utilización de los signos gráficos para representar y registrar el habla, es decir, la aparición de la escritura. La escritura favorece la independencia espacio-temporal y la acumulación de información. Al igual que amplía las posibilidades de aprendizaje.

3. La aparición de la imprenta
La imprenta permitió la difusión de la información, haciéndola accesible a todos/as. Significó la posibilidad de producir y distribuir textos en masa restaurando en parte la interactividad del habla perdida en el texto manuscrito (Hartad, 1991, citado en Adell, 1997:5).

4. El uso de los medios electrónicos y la digitalización
La confluencia de avances electrónicos y digitalización ha dado lugar a entornos de comunicación nuevos. Las posibilidades de transmisión de información son casi instantáneas y a nivel global.

Al igual que la aparición del lenguaje oral fue un cambio revolucionario en su época, en la sociedad actual estamos ante otro cambio de gran envergadura; la producida por los medios electrónicos y las formas digitales. En el proceso de digitalización del saber, la electrónica ha propiciado el rápido desarrollo de aplicaciones analógicas (el teléfono, la radio, la televisión, el fax…) que en la actualidad están adquiriendo capacidades interactivas entre emisor y receptor, y una ampliación del procesamiento y manipulación de la información (Adell, 1997:6) propiciando nuevos sistemas comunicativos que la Educación Social (y especialmente el educador social) debe tener en cuenta (conocer y manejar de manera eficaz).

La comunicación se produce no sólo a través del lenguaje escrito, sino también a partir de otros lenguajes como son el audiovisual y gracias a soportes físicos que no son impresos (televisión, radio, ordenadores…), por lo que el concepto de alfabetización cambia de manera radical. Una persona analfabeta tecnológicamente queda al margen de la red comunicativa que ofertan las TIC y tiene altas probabilidades de quedar excluido de la Sociedad Informacional.
Las TIC están cambiando la comunicación humana, ofrecen diferentes herramientas que favorecen la comunicación siendo independientes los elementos de espacio-tiempo. Es indudable que en este aspecto se abra un abanico de posibilidades que la favorecen (el chat, la videoconferencia, el correo electrónico, etc.):

Una de las clasificaciones más comunes es la que hace referencia a la comunicación en tiempo real (on-line) o en tiempo diferido (off line), es decir, en función del carácter simultáneo o no de la comunicación establecida:

Comunicaciones en tiempo real (on-line) - sincrónico

Las comunicaciones en tiempo real son sistemas y aplicaciones que hacen posible la comunicación entre los interlocutores del mensaje, es decir, el que transmite y el que recibe están conectados e intercambian los mensajes directamente, como es el caso de una charla a través de Internet: el chat, o una herramienta que, además, permite ver y oír en directo: la videoconferencia.

El chat (charla o conversación en línea) tiene el uso más popular en el ámbito del ocio y entretenimiento, pero aporta interesantes posibilidades en el ámbito educativo. Esta comunicación en tiempo real favorece la interactividad al poder interactuar en el mismo espacio donde tiene lugar el aprendizaje, el debate o la discusión. Se están desarrollando interesantes proyectos basados en el chat: descubrimientos en colaboración, seminarios y entrevistas en línea, orientación profesional, formación, tutorías (aclaración de ideas), debates, trabajo colaborativo (reuniones, trabajo en grupo). Dichas novedades, también, resultan habituales en los congresos virtuales.

La videoconferencia está considerada el medio de comunicación con mayor potencial interactivo. La interacción es la característica que diferencia a la videoconferencia de otros medios de comunicación como el vídeo o la televisión.

Como en cualquier proceso de comunicación en una videoconferencia existen emisores, receptores y mensajes. El intercambio de los mensajes entre emisores y receptores se produce a través de un canal y utilizando determinados medios, códigos o lenguajes.

La videoconferencia tiene como objetivo principal el establecimiento de un proceso comunicativo y no sólo de transmisión informativa, ya que permite la comunicación bidireccional de igual a igual. Posibilita que personas situadas en lugares distantes puedan verse mutuamente e intercambiar mensajes orales en tiempo real. Esto facilita el trabajo en grupo, la oportunidad de desarrollar habilidades comunicativas y aprender técnicas de trabajo en equipo.

Es un medio muy utilizado para mantener reuniones entre grupos ubicados en lugares distintos, con ayuda de medios audiovisuales, soporte gráfico, datos, etc.; la comunicación es posible en tiempo real. Esto reduce costes por desplazamientos, estancias, así como el tiempo invertido. Esta aplicación puede ser válida tanto para reuniones como para la formación a distancia. Entre sus principales aplicaciones en el ámbito educativo podemos encontrar: desarrollo y apoyo a procesos de enseñanza-aprendizaje a distancia, difusión y divulgación del conocimiento, recurso tecnológico de apoyo a los procesos de enseñanza-aprendizaje presenciales, conferencias a distancia, cursos y talleres.

Pero presenta dificultades, como el ser requisito indispensable la infraestructura (medios), al igual que impone ciertas restricciones de disponibilidad de tiempo. Por ello se impone la utilización racional del medio, utilizarlo cuando se requiere, y no puede ser sustituido por otro.

Es evidente que existe el riesgo de la incorporación de la videoconferencia más que como un medio innovador como un medio tradicional, que propicia un modelo unidireccional de comunicación de la transmisión, sin más, de unos pocos a muchos. La incorporación de la videoconferencia presenta interesantes posibilidades comunicativas. Es decir, permite que todos los participantes en las sesiones de videoconferencia se comporten como emisores/receptores.

El chat y la videoconferencia permiten que en el proceso de interacción participe el grupo. Y sólo este último medio facilitará el uso de diferentes lenguajes para enriquecer dicha comunicación.

Comunicación diferida (off line) - asincrónico

Son sistemas y aplicaciones en los que no es necesario que los usuarios estén conectados al mismo tiempo. Como es el caso del correo electrónico: el e-mail o las listas de distribución.

El correo electrónico (e-mail) es uno de los servicios que ofrece Internet más populares. Por su sencillez, inmediatez y comodidad, cada día son más las personas que tienen su propia dirección de correo electrónico.
Es asincrónico, no se requiere que la otra persona esté conectada al mismo tiempo. El tiempo transcurrido entre la emisión y la recepción del mensaje prácticamente no existe.

En el ámbito de la educación social, el correo electrónico ofrece importantes posibilidades en la comunicación. Se puede distinguir entre consultas de adquisición de conocimientos, ampliación de conocimientos, dudas, etc. 

Las listas de distribución facilitan una comunicación asincrónica, además de ser económica, sencilla y segura entre los usuarios, lo que contribuye a configurar el concepto de comunidad de aprendizaje. Su objetivo es poner en contacto por medio del correo electrónico a todas las personas suscritas a ella y que tienen en común un tema de interés. La lista de distribución favorece recibir información en el correo electrónico personal y poder comunicar opiniones personales, expresar necesidades u ofrecer ayuda con la misma economía, facilidad y rapidez. Sin olvidar que todo ello puede realizarse desde cualquier lugar del mundo siempre que se tenga acceso a Internet.

Las listas de noticias presentan unas utilidades muy similares a las listas de distribución, con la diferencia de que no ocupan espacio en el buzón personal, sino que están en un “tablón” y hay que visitarlo por iniciativa propia.
Los foros de discusión tienen lugar en la web, de forma que la información es tan sólo presentada en pantalla. Su acceso ha de realizarse por medio de un navegador, ya que su comportamiento es idéntico al de las páginas html de Internet.

Los foros de discusión son el lugar idóneo para la confrontación de ideas, teorías y opiniones, aparte de servir a otros fines como el intercambio de experiencias. Entre los objetivos más importantes que se logran con las listas de discusión están:

  • Establecer contacto con personas de diferentes partes del mundo. 
  • Intercambiar ideas, informaciones, experiencias y trabajos. 
  • Actualizar información sobre temas de interés. 
  • Diseñar y trabajar proyectos en común. 
  • Solicitar asesoría u orientación.

En el ámbito de la educación social, entre los usos más comunes están:

  • Proporcionar información sobre metodología, temáticas, recursos, características de las tareas, formas de evaluación, etc.
  • Enviar documentos.
  • Comunicar cambios en la programación, normas, tareas…
  • Espacio para mostrar los trabajos realizados por todos los integrantes de un grupo.
  • Espacio de discusión y confrontación de ideas.
  • Estimular el pensamiento creativo en la solución de problemas.

La combinación de métodos asincrónicos y sincrónicos propicia la comunicación en cualquier entorno, y la utilización de las TIC en el ámbito de la educación social abre grandes posibilidades de intervención y actuación. Las TIC permiten interactividad y retroalimentación, dan seguridad a los usuarios por su gran consistencia, tienen grandes posibilidades de expansión por su gran versatilidad, y permiten utilizar gran variedad de estímulos visuales y auditivos. Sin lugar a dudas la comunicación a través de las TIC puede contribuir a que el educador social desarrolle nuevos lazos sociales, nuevas ventanas al mundo y nuevas herramientas de comunicación; también puede permitir el acceso a la cultura y a la educación permanente y la implicación en actividades de cooperación social. Y para ello es necesario ofrecer la posibilidad de formarse en las competencias específicas (tanto instrumentales como didácticas) que requieren las TIC, favoreciendo un uso adecuado de las mismas.

Bibliografía y fuentes documentales

  • ADELL, J. “Tendencias en educación en la sociedad de las tecnologías de la información”. En: EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, 7. Universitat de les Illes Balears, 1997.
  • CASTELLS, M. La era de la información. Economía, sociedad y cultura (Vol 1: La sociedad red). Alianza: Madrid, 1997.
    - El poder de la identidad (Vol 2. La era de la información). Alianza: Madrid 1997.
  • MARÍ SAEZ V. M. Globalización, nuevas tecnologías y comunicación. Ediciones de la Torre: Madrid, 2002.
  • ORELLANO, F. “La nueva educación a distancia: explotando los recursos provistos por Internet en el diseño de actividades de educación de adultos a distancia”. En: QuadernsDigitals.net, 1999.
  • SANZ FERNÁNDEZ, F. El aprendizaje fuera de la escuela. Tradición del pasado y desafío para el futuro. Ediciones Académicas: Madrid, 2006.

Subir

detalle