logotipo
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel pixel
detalle
martes, 25 de abril de 2017
7
detalle
pixel Educación Social y Trabajo con la Comunidad
pixel
pixel
EXPERIENCIAS
detalle
pixel

Avecinarte: fin de semana de arte con vecinos
08/ene/2008

Sabrina Carlini. Antropóloga. Fundación Pasos. Buenos Aires, Argentina.

Presentación del proyecto AvecinArte, fin de semana de arte con vecinos, realizado en el mes de septiembre de 2005, en el pueblo rural de Patricios, partido de 9 de Julio (provincia de Buenos Artes) y promovido por tres grupos argentinos pertenecientes al mundo del no-profit con el objetivo de generar un espacio de creación artística y de participación comunitaria donde rescatar el valor del arte como instrumento de inclusión, cohesión y transformación social.


Avecinarte: fin de semana de arte con vecinos

Patricios, partido de 9 de Julio (provincia de Buenos Aires)
10-11 de septiembre de 2005


Breve presentación: cómo nace el proyecto

El proyecto Avecinarte nace de la voluntad de tres grupos argentinos pertenecientes al mundo del non-profit de generar un espacio de creación artística y de participación comunitaria donde rescatar el valor del arte como instrumento de inclusión, cohesión y transformación social.

La Fundación Pasos, el Grupo de Teatro Comunitario Patricios Unido de Pie y el Grupo de Cine con Vecinos de Saladillo, coordinado por Fatam Producciones, organizaron en el mes de septiembre de 2005 la primera edición de AvecinArte, fin de semana con vecinos, en el pueblo rural de Patricios.

En la primera edición se convocaron distintos grupos de artistas comprometidos en un constante y contundente trabajo artístico con comunidades de la capital argentina y de la provincia de Buenos Aires. El grupo de teatro comunitario Los PoMPaPeTRiYaSOS de Parque Patricios, el Circo Social del Sur, Circuito Cultural Barracas, el grupo de teatro comunitario de Ciudad Nueva presentaron sus obras, protagonizadas por vecinos y basadas en temáticas sociales donde la ironía se mezcla con la denuncia de situaciones de estancamiento, olvido y degrado. El espacio escénico se transforma así en una ocasión para reflexionar acerca del pasado y del presente, rescatando la posibilidad de imaginar otro futuro.

“Otro mundo es posible si somos capaces de imaginarlo”, anunció Ricardo Talento, director artístico del Circuito Cultural de Barracas, grupo que hace 20 años defiende juntos con el otro reconocido grupo de Catalina Sur el valor del arte como instrumento de transformación social. No es casual que los grupos de vecinos y artistas procedentes de Buenos Aires pertenezcan a la zona sur de la ciudad, quizás aquella más olvidada por las políticas oficiales, pero sin duda entre las más vivaces de la capital. La trayectoria de estos grupos tiene, según nuestra opinión, un valor ejemplar que puede alentar a grupos que habitan realidades rurales donde las problemáticas son diferentes, pero donde la recuperación de un espacio de protagonismo activo y propositivo por parte de las comunidades resulta vital.

Obedeciendo a una lógica de descentralización, entendimos promover un evento en el contexto rural de Patricios, que el año anterior fue sede del primer encuentro nacional de teatro comunitario. ¿Por qué Patricios? ¿Por qué un pequeño pueblo rural-ferroviario a 260 km de la ciudad de Buenos Aires?.

Porque su historia es paradigmática de un destino de otros miles de pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires, surgidos a lo largo de las líneas de los ferrocarriles que desde comienzos del siglo XX delinearon la geografía de la nación argentina. Patricios llegó a tener más de 5.000 habitantes en la década de 1950. Su principal fuente de trabajo y motivo de orgullo era el ferrocarril que les daba un sentido de pertenencia e identidad. Sin embargo, a mediados de los setenta fue clausurado.(1) Se produjeron traslados, jubilaciones, renuncias. Las familias se desmembraron, los jóvenes emigraron en búsqueda de trabajo. Patricios se sumergió en un letargo. Actualmente quedan 700 habitantes. Si bien el pueblo ha sufrido un lento degrado socioeconómico, común a otros contextos similares, ha encontrado a la vez un camino de rescate gracias a la creación de un grupo de teatro comunitario.

Los primeros pasos realizados por la coordinadora general del proyecto Mabel Hayes y la directora de teatro Alejandra Arosteguy en 2002 han dado vida a un grupo de teatro comunitario constituido por más de 60 vecinos y vecinas de todas las edades, que encuentran en el arte comunitario una forma de vida. La creación colectiva artística, basada en la recuperación de la dolorosa memoria vinculada a la desaparición de las actividades productivas del ferrocarril, ha invertido un proceso de lento degrado socioeconómico y ha permitido fortalecer los vínculos sociales debilitados por el agudizarse de la crisis argentina de los últimos años, permitiendo a la comunidad de recuperar la construcción de destinos colectivos e individuales. La adhesión creciente de los pobladores a las actividades del grupo de teatro ha crecido paralelamente a la capacidad de reactivar procesos productivos de desarrollo local gracias al diseño de otros proyectos en el área de la producción, capacitación, salud, acceso a micro créditos y empleos, equidad de género y turismo rural.(2) Patricios es sin duda un ejemplo valioso de construcción activa de participación comunitaria y del potencial resurgimiento socioeconómico donde la valorización del capital humano y cultural se retroalimenta de la reanudación de actividades productivas.

AvecinArte, entonces, se propuso, por un lado dar visibilidad a las actividades de un pueblo que ha logrado afirmarse como un destino cultural, y que gracias al arte ha sido capaz de reactivar en su territorio mecanismos de participación ciudadana. Por otro lado, quiso crear un espacio de intercambio entre grupos pertenecientes a diferentes contextos, tratando de resolver cierta fragmentación que afecta a todos esos grupos que concilian el arte con un enfoque social, y que persiguen objetivos afines con instrumentos comunes. Uno de los objetivos de AvecinArte es de hecho fortalecer redes, propiciando la creación de “puentes” culturales con otras realidades regionales e internacionales.(3)

La participación de grupos de diferentes disciplinas, como el grupo de Cine con vecinos de Saladillo, el Grupo Catalina Sur, el Circuito Cultural de Barracas, el Circo Social del Sur y Artes Escénicas ha contribuido a la circulación de saberes y prácticas, permitiendo a los integrantes de los grupos sociales apropiarse de nuevos instrumentos y nutrirse de nuevas sugestiones.

El evento combinó talleres dirigidos a niños y jóvenes (que les permitieron explorar diferentes expresiones artísticas) con proyecciones de películas, documentales y videoinstalaciones, testimonios de procesos de apropiación.
En los días anteriores al evento, la video maker italiana Francesca Marconi (My own private world) convocó a los niños de Patricios en la estación del pueblo para realizar con ellos “autorretratos” y bucear en su universo de deseos y sueños. El material editado en los mismos días, con el título “Los niños de patricios vuelan” fue proyectado en el cierre del fin de semana en la sala del cine del Club Atlético, un espacio sumamente sugestivo que el domingo por la mañana había abierto sus puertas a otros chicos.

Estos participaron en la fascinante propuesta del taller “La Historia del Cine a través de sus inventos” coordinado por los docentes Esteban Gaggino y Marcela Ruidiaz del Cefopro (Centro de formación y producción del ENERC). Gracias a las ejercitaciones prácticas basada sobre el teatro de sombras y la construcción de juguetes ópticos (taumatropos y zootropos) los chicos pudieron redescubrir el misterio de las imágenes en movimiento y su magia. Por un día, el encanto de las primeras producciones cinematográficas, como por el magistral Viaje a la Luna (Méliès, 1902), le ganó al consumo pasivo de imágenes estereotipadas de los medios masivos de comunicación.

La elección de “ocupar” la estación ferroviaria, el cine social del Club Atlético Patricios, el Galón del Club General Belgrano, donde los chicos del Circo Social del Sur brindaron un espectáculo inolvidable, se proponía la recuperación de espacios colectivos culturales y productivos que han ido perdiendo lentamente su función de agregación cultural. La reapropiación y la revitalización de estos espacios permitirán a la comunidad local reivindicar frente a las instituciones públicas locales la necesidad de apoyar la recuperación, adecuación de espacios de encuentro y sociabilidad. AvecinArte espera poder despertar el interés de las autoridades acerca del potencial de estos espacios en desuso, e impulsar un proyecto ya elaborado por la cooperativa Patricios, Unido de Pie centrado en la mejoría de los galpones del ferrocarril en pos de la creación de una escuela de arte.

Cabe destacar un último elemento: en esta primera edición se han involucrado agencias de turismo responsable y educativo (Tierra Natural, TicketEdu) en pos de la promoción y de la difusión del evento entre la población capitalina y entre visitantes extranjeros. La adhesión de estas agencias tenía múltiples objetivos: dar a conocer la experiencia ejemplar de Patricios, sensibilizar y concienciar al publico foráneo acerca del valor transformador de las diferentes expresiones artísticas, difundir como agentes multiplicadores la experiencia vivida, y por ende fortalecer la oferta de turismo rural sostenible de Patricios, apoyando las iniciativas existentes (D&D, desayunar y dormir en casas de familias, servicios de traslado, paseos guiados).


Conclusión

Consideramos que la iniciativa AvecinArte, si bien en su primera edición representó un valioso ejemplo de colaboración entre distintos grupos de actores sociales que desde sus distintos ámbitos de intervención y sus especificidades ponen a disposición saberes, experiencias y estrategias de acción, en vista del fortalecimiento de redes y alianzas, contribuyendo de tal forma a generar cambios en vista de la mejoría de vida de comunidades conscientes, responsables y activas.

Patricios con su escenario campestre, suspendido en el tiempo, y su calidez humana ha generado entre los participantes nuevos contactos y nuevos proyectos. Mabel Hayes, infatigable coordinadora del Grupo Patricios Unido de Pie, siempre receptiva frente a nuevas propuestas, suele decir: “en las vías de Patricios vamos caminando por el borde de lo imposible”.

Y la realización de AvecinArte ha demostrando que lo imposible puede suceder...


Notas:

(1) “A finales de la década de los cincuenta, apareció la sigla FMI (Fondo Monetario Internacional) y, con ella, la famosa "reestructuración" durante el gobierno de Arturo Frondizi, eufemismo bajo el cual el organismo multilateral justificaba y pedía la venta de los ferrocarriles para pagar la deuda externa. 1977 fue el año en el que el pueblo vio pasar el último vagón. Poco a poco, los vecinos se marcharon en busca de oportunidades laborales.” (Hayes, 13.11.2005).

(2) El turismo rural con sus D&D (dormir y desayunar en casas de familias), la fabricación de dulces artesanales, la cría de cerdos y de gallinas ponedoras son algunos de los emprendimientos que se están llevando adelante en Patricios, con apoyo de Acción Social de la Municipalidad de Nueve de Julio y el Ministerio de Producción de la provincia.

(3) En esta dirección, la Fundación Pasos, cuyo objetivo es la cooperación cultural y económica entre Europa y el área del MERCOSUR, contribuirá con la creación de puentes culturales a/para articular, con otros grupos comprometidos, la promoción de las artes, la inclusión y transformación social y la participación ciudadana. Se espera que a una primera creación de vínculos y contactos siga la construcción de proyectos comunes que puedan facilitar entre otras cosas la sostenibilidad en el tiempo del proyecto AvecinArte.


Subir

detalle